Testamento y planificación sucesoria en Portugal

VolverEl Departamento de Familia y Empresa Familiar de Belzuz Abogados, S.L. - Sucursal en Portugal analiza la planificación de la sucesión, en particular a través del Testamento, abordando su noción, formalidades y tipos.

Pensar en la muerte puede no ser agradable. Sin embargo, mediante la elaboración de un testamento, podemos garantizar que una parte de nuestros bienes, los bienes de los cuales podemos libremente disponer, sean entregados a aquellos que deseamos los reciban.

También es una forma de poder realizar la distribución de los bienes por personas distintas de los herederos legitimados, que son los que por ley tienen siempre derecho a una parte de la herencia, como el cónyuge y los descendientes o ascendientes.

Pero ¿cómo define la Ley el testamento?

La Ley define testamento, como el “acto unilateral y revocable, por lo cual una persona dispone, después de su muerte, de todos o parte de sus bienes.”

Se trata de un acto unilateral, ya que no se permite testar en un mismo acto a dos o más personas, así como un acto singular, ya que no es posible hacerlo a través de un representante o quedar dependente de la voluntad de otro, aunque esta regla, en determinadas circunstancias concretas, admita excepciones.

El testamento es también un acto revocable, y el testador no puede renunciar al derecho de revocación. Si lo hace, dicha cláusula se considerará, por imperativo legal, como no escrita, haciendo "justicia" a la declaración de que el testamento es una "disposición de última voluntad".

En el ordenamiento jurídico portugués hay dos formas comunes de testamento:

• Testamento Público: hecho ante el notario, que lo transcribe en el libro de notas. El documento está disponible para consulta y cualquier persona puede conocer la última voluntad del testador;

• Testamento Cerrado: cuando el testamento es manuscrito y firmado por el propio testador; también puede ser manuscrito por otra persona a petición del testador y firmado por él. Este tipo de testamento debe ser aprobado formalmente por un notario. Cabe señalar que el testador también puede, si lo desea, depositar el testamento cerrado en una Notaría. Sin embargo, esta forma de voluntad tiene una limitación, ya que no puede ser utilizada por quien no sabe o no puede leer.

En el testamento deben estar presentes dos testigos, que pueden ser dispensados por el Notario en caso de urgencia y dificultad para obtenerlos, lo que deberá ser mencionado en el testamento.

Así pues, el testamento es un acto formal, siendo que la ley portuguesa no reconoce la validez de un simple testamento oral o escrito, fechado y firmado por el testador, sin observar ninguna otra formalidad.

Cabe señalar que, además de los bienes, la ley portuguesa permite incluir en los testamentos disposiciones de carácter no patrimonial, como la confesión, la elaboración de perfiles, el nombramiento de un tutor, entre otras.

¿Quién puede hacer un testamento? Puede testar cualquier individuo que la ley no declare incapaz.

En este sentido, son incapaces de testar los menores no emancipados, así como a los prohibidos por anomalía psíquica, sancionando la ley con la nulidad el testamento hecho por estos individuos.

La figura de la incapacidad accidental, frecuentemente planteada en los Tribunales con vistas a la anulación de un testamento, no debe confundirse con la incapacidad para testar ya que en el primer caso el individuo al hacer el testamento es "incapaz de comprender el sentido de su declaración o no ha tenido el libre ejercicio de su voluntad por cualquier causa", pero tiene capacidad testamentaria y en el segundo caso esta no existe.

Con especial atención al momento actual en que vivimos, provocado por la COVID 19, se destaca que el legislador permite formas especiales de testamento: si una persona no puede utilizar las formas comunes de testamento, porque se encuentra en un lugar donde hay una epidemia o por otra razón de calamidad pública, puede testar ante algún notario, juez o sacerdote, con observancia de las formalidades prescritas por la ley, entre ellas la presencia de dos testigos.

El Departamento de Departamento de Familia y Empresa Familiar de Belzuz Abogados SLP – Sucursal em Portugal dispone de un equipo capaz de asesorar en la elaboración de un testamento en que se respete siempre la última voluntad del testador y se observen todos los requisitos legales para evitar procedimientos que puedan poner en peligro su validez.

 Carla Priegue Carla Priegue 

Departamento de Derecho de Familia y de Empresa familiar

 

Belzuz Abogados SLP

La presente publicación contiene información de carácter general sin que constituya opinión profesional ni asesoría jurídica. © Belzuz Abogados, S.L.P., quedan reservados todos los derechos. Se prohíbe la explotación, reproducción, distribución, comunicación pública y transformación total o parcial, de esta obra, sin autorización escrita de Belzuz Abogados, S.L.P.

Madrid

Belzuz Abogados - Despacho de Madrid

Nuñez de Balboa 115 bis 1

  28006 Madrid

+34 91 562 50 76

+34 91 562 45 40

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lisboa

Belzuz Abogados - Despacho de Lisboa

Av. Duque d´Ávila, 141 – 1º Dtº

  1050-081 Lisboa

+351 21 324 05 30

+351 21 347 84 52

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Oporto

Belzuz Abogados - Despacho de Oporto

Rua Julio Dinis 204, Off 314

  4050-318 Oporto

+351 22 938 94 52

+351 22 938 94 54

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Asociaciones